Sobre el crimen "organizado"

Ir abajo

Sobre el crimen "organizado"

Mensaje  luznegra el Jue Jul 15, 2010 9:38 pm

Si recuerdan, la encargada de cobrar por actividades ilícitas como fayuca, piratería, venta de marihuana, era la PGR, la federal de narcóticos. Después vino el Tratado de Libre Comercio, la proliferación de cocaína en pequeñas cantidades (piedra), la “estatización” de los delitos federales y el uso del teléfono celular. De acuerdo a los videos difundidos, los productores de coca en Sudamérica tienen dos grandes clientes, el gobierno y la guerrilla. Cristal y piedra son las dos drogas del narcomenudeo y no es fácil producirlas, tampoco es fácil adquirirlas al mayoreo. No es fácil viajar a Sudamérica a surtirse. En Tepic los vendedores a pie que había afuera de los bares fueron sustituidos por vendedores en automóvil que respondían a una llamada por teléfono y que les vendían a las mujeres de los hoteles y a los malandrines y a todo aquél que se hiciera acreedor a un número telefónico por sector, como si con esta actividad se quisiera consolidar los estratos bajos. A nadie llamó la atención este modelo de organización demasiado bien estructurado y metódico para ser puesto en práctica por rufianes ignorantes.. Se le da mucho énfasis a los grandes y a los líderes de los cárteles pero no se ha puesto atención en el número, cómo se llega al teléfono. Quien da los teléfonos. Qué criterio se sigue para la obtención del teléfono, quién determina todo eso. De dónde salen los sicarios, qué perfil se requiere para ser tirador, halcón, sicario… De qué manera este modelo encaja perfectamente como una pieza sustituible dentro de una estructura más grande llamada cartel. Y sobre todo cómo fue que estuvieron funcionando como crimen perfecto fácil fácil cinco años sin escándalos ni problemas como contraparte de la nueva ley de portación de cantidades mínimas que siempre ha existido pero era imprecisa en cuanto a cantidades y que no contemplaba las nuevas drogas, hasta que comenzó la violencia, ejecuciones y enfrentamientos. Se dice que se disputan la plaza.




Por lo tanto el crimen organizado es algo que tiene que ver con la venta de plazas. Pero la venta de plazas no es exclusiva del narcomenudeo. Al acceder a algo ilegal como comprar una plaza para cualquier empleo la gente está colaborando con el crimen organizado o sindicato del crimen, por necesidad económica, por lo que quieran. Es algo que se ha introducido e incrustado en el mundo laboral, más viejo que nadie. Es la forma más elemental de corrupción el no querer hacer las cosas derechas.
Decíamos que los narcomenudistas no le venden a cualquiera, es más bien difícil adquirir la droga, por lo tanto no es un negocio, ya que los negocios tratan de enriquecerse. La gente no se puede quejar de los tiradores porque no le venden a ellos ni a sus hijos... Por lo tanto si no le venden a cualquiera es un asunto interno, entre ellos, están poniendo en parte un convenio, o un programa, si se le mira de esa manera, son narcotraficantes charros. Si viajamos a otros estados el criterio de venta es el mismo. Necesitas una recomendación para entrar a ese círculo. El ciudadano común con un interés económico pone en práctica un negocio, una empresa, no un implementa un programa. Líderes de cárteles, pistoleros, células que secuestran y ejecutan, es el organigrama de una industria con retroalimentación, inversión o compras, ventas e ingresos extras por otros delitos, pago de salarios y el impuesto que al no ser oficial es soborno. Si quedan huecos, como el organigrama existe, es cuestión de llenar los huecos, vendedores por sector, sicarios para los vendedores, dueños de plaza integrantes de carteles. Si es un programa pues ¿quién está detrás? Qué secretaría o poder? Del ejecutivo dicen que vende la plaza. El legislativo parece tener otras funciones. Decimos que las policías reciben las mordidas... ¿Quién realmente está detrás de los gangsters, que sí son mencionados por sus apodos? Quiénes son los verdaderos afectados? Los conejillos de indias que compran a precios exorbitantes productos basura sin control de calidad que les provocan pérdida de dentadura, infecciones cutáneas y respiratorias, adicción física y problemas legales, laborales, vecinales, etc...

"El mandatario aprovechó el momento para ratificar su llamado a todas las fuerzas y actores políticos y a la sociedad, para sumarse a un diálogo en pos de una política de Estado contra el crimen organizado, por encima de diferencias políticas, partidistas o de otro signo..."

Estamos viendo las consecuencias de la existencia de sicarios y la especie de pena de muerte que hay hacia la llamada narcocultura. Nada de esto ocurriría si las plazas no se vendieran. Total, ya no vendan las plazas y se acaba el problema. O legalicen las drogas... Pero se ha denunciado aquí que la venta de estupefacientes no es un negocio, es un programa implementado, y al parecer los gobernantes no tienen la capacidad de decir yo no quiero eso en mi ciudad. Decimos el crimen organizado no es exclusivo del narcomenudeo. A la gente se le alecciona a colaborar en la tenebra, se le hace renunciar a su libre albedrío, hacer y decir cosas por encargo en un estado de ignorancia artificial y a ser incondicional incluso en el terreno de la sexualidad. Esta des-humanización sin ética, esta despersonalización, privación del alma, de la psique, ese hacer lo que me dicen no importa quien me lo diga que arroja una realidad artificial como una pecera ese es el sindicato del crimen. A la gente se le enseña que debe ir en contra de las drogas y por otro lado, si esta hipótesis es cierta, los programas de venta clandestina son implementados con la anuencia del gobierno. Los sicarios matan soldados en defensa propia y los soldados matan sicarios en defensa propia, es estúpido. Ambos se han vuelto carne de cañón. Por lo tanto creo yo que el verdadero problema del país no es tanto el narcomenudeo y la violencia generada, ese es solo un aspecto del problema que se llama crimen organizado, que es la puesta de acuerdo para hacer que la gente de algún modo vaya en contra de garantías y derechos, en contra de la ética, la dignidad, el bienestar, de manera velada, discreta. Si al crimen organizado y la aceptación de éste lo vuelves requisito laboral pues entonces tenemos un problema gravísimo ya que de esta manera hay un sicario en potencia dentro de cada uno de nosotros, que no está armado ni realiza personalmente las ejecuciones, pero es solidario con quien las lleva a cabo porque ese es su papel secreto. Habría que revisar sin tapujos la naturaleza intrínseca del trabajo, el lado oculto, oscuro, vergonzoso. Si llegamos a conseguir que los sicarios ya no existan y que las ejecuciones terminen el crimen organizado seguirá viviendo en todos de manera latente, acentuando las diferencias entre la clase opresora y el resto de la población. Para combatir al crimen organizado o sindicato del crimen hay que identificarlo plenamente. Para exorcisar a los demonios hay que hablar de ellos. El que calla otorga, dicen...




luznegra

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 02/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.